Facebook Twitter Youtube Image Map

lunes, 7 de febrero de 2011

Una tortilla para Justin Bieber

La pacense Cristina Hernández ha sido la ganadora de un viaje a Los Ángeles para asistir al estreno de la película de este joven cantante
La pregunta era clara: «¿Qué serías capaz de hacer para asistir a la première de la película de Justin Bieber en Los Ángeles?». La respuesta era sencilla y la tenía la pacense Cristina Hernández Ramírez, 13 años de edad: «Una tortilla de patatas». La cuestión formaba parte de un concurso a nivel nacional que Paramount Pictures organizó a través de la red social Tuenti para las admiradoras de este joven cantante canadiense de apenas 16 años de edad.
Para participar sólo había que contestar a este interrogante y escribir un comentario personal, singular y lo más original posible. Alrededor de unas 4.000 personas lo intentaron, pero sólo Cristina acertó. «Yo puse que haría una tortilla de patatas con mucho cariño. Que soy muy fan de él y que sabía que era muy difícil conseguirlo, pero era una gran experiencia. Y como dice Justin ' Never Say Never'. Fue un mensaje corto, pero muy directo», comenta esta joven.
La nota sincera, curiosa y redactada con un tono especial, que esta estudiante de 2º de la ESO del colegio Santa María de Assumpta envió al certamen, le dio la llave para alzarse con el premio. «Casi todas las chicas ponían que darían la vida, todo su dinero, que irían a la Luna, entre otras cosas. Yo busqué una respuesta más real», explica.
Gracias a esa tortilla de patatas Cristina ha sido galardonada con un viaje a Los Ángeles - que incluye los gastos del vuelo de ida y vuelta, traslados, estancia y las entradas para el preestreno- y se convertirá en una de las primeras personas en disfrutar mañana martes de la película 'Never Say Never', un documental sobre la vida este artista. Así, tendrá la oportunidad de ver a Justin en persona, de tenerlo más cerca. Como no podía ser de otra manera, le comunicaron que había sido agraciada con este premio vía Tuenti. «Cuando leí el mensaje que me dejaron, no me lo creía. Nunca pensé que me podía tocar. En ese momento creí que era una broma. Participó mucha gente y sé que pusieron mucho empeño», manifiesta Cristina.
Desde entonces, tiene los nervios a flor de piel. Hoy ya está camino a Los Ángeles, acompañada por su madre, para asistir mañana a la cita con su ídolo. Un sueño que nunca pensó que podría hacerse realidad. «Mis amigas tampoco se lo creían. Se han alegrado mucho por mí, porque saben que me gusta mucho», añade.
No lleva la tortilla de patatas en el equipaje pero, en su lugar, ha cargado la maleta de la ilusión y la esperanza que tiene de poder conocer a este famoso cantante.Una tortilla para Justin BieberImage and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario